El cumpleaños de su pequeña hija se acercaba y el no tenia dinero para su regalo. Reflexión

El cumpleaños de la pequeña hija de este hombre se acercaba, ella emocionada preguntaba a diario cual sería su regalo, su padre solo le sonreía aunque por dentro estaba destrozado pues no tenía dinero para consentir a su hija como el quisiera hacerlo en su día tan especial.





Este amoroso padre paso días enteros pensando como darle a su hija un día especial, pensando como conseguir el regalo indicado para hacer de este un cumpleaños inolvidable para su pequeña. Lo que tenía bien claro es que no tenía dinero y tenía que pensar otra forma para hacerla feliz.

Es así como después de pensarlo tanto tiempo empieza a poner manos a la obra, el hombre empezó a recolectar cajas por días enteros, llevándolas todas a su hogar.





Con su creatividad pero sobre todo con la motivación de darle algo especial a su hija en su cumpleaños, el hombre empezó a construir una pequeña cocina de juguete solo con las cajas que había recolectado.

El amor de un padre lo puede todo, sin importar el dinero

No fueron pocas horas las que este amoroso padre trabajo en lo que quería que fuera el regalo perfecto y que su hija se emocionara apenas al verlo.





Llego el gran día, la pequeña despertó emocionada pues era su cumpleaños y su padre la llevo a ver su regalo. Al verlo la pequeña grito de emoción al ver su pequeña cocina de cartón y corrió aún emocionada a los brazos de su padre.

Esta historia nos deja ver que un regalo vale más por su valor sentimental que por lo monetario. Significa más por lo importante que es para la persona que lo da como para la que lo recibe.

La fotografía del regalo de este amoroso padre se ha vuelto viral y ha ayudado a reflexionar al respecto a un gran número de personas.

Gracias por tomarte el tiempo en leer este artículo. Si encuentra útil esta información, por favor dale me gusta a esta pagina para recibir mas remedios como este.

 Recomendado 

Loading…

Comentarios